4 señales que envía el cuerpo cuando consumes demasiada sal

Salud 389 Visitas

El exceso de sal, incluso el consumo regular y abundante de sales puede traer serios problemas a la salud, incluyendo problemas cardiovasculares, elevación de la presión arterial, retención de líquido, falta de calcio y otras enfermedades derivadas, Para saber si debemos detenernos, el cuerpo envía señales ya sea por dolencias e incluso cuando se presentan problemas graves como el infarto.

Señales de que estás consumiendo demasiada sal

Si has sido diagnosticado recientemente con presión arterial alta, que es una clara señal de que es posible que hayas estado llevando un consumo exagerando de sal, es momento de hacer un alto, y comenzar a evaluar tu dieta, evitando su consumo, incluso haciendo un cambio por la sal marina. Sin embargo, ese no es el único inconveniente de una dieta muy cargada con sodio y sal. La incomodiadad y los sobresaltos pueden darnos otros indicios de que estamos sobrepasando la linea del consumo permitido de sal.

 

Micción frecuente

Beber demasiada agua puede ser la razón por la cual se presenta la necesidad de orinar con frecuencia, esto es obvio, pero, ¿sabías que comer demasiada sal puede tener el mismo efecto? Cuando se consume demasiada sal, los riñones tienen que trabajar horas extras con el fin de limpiar el exceso de sal. Por esta razón se termina orinando más de lo habitual.

Dolores de cabeza persistentes

 

Un reciente estudio publicado en el British Medical Journal, encontró que los adultos que consumieron 3.500 mg de sodio al día tenían casi un tercio más dolores de cabeza que los que sólo consumieron 1500 mg. Existe un fuerte vínculo entre la hipertensión arterial y los dolores de cabeza. Este estudio encontró que los consumidores de sal que tenía sobrepeso, eran más propensos a tener dolores de cabeza, incluso si su presión arterial era normal. Si la cabeza se siente como que está a punto de explotar, quizás el cuerpo te esté pidiendo que dejes de consumir sal y optes por una dieta menos pesada.

Sed constante

La sal es una de las razones por las que puedes estar teniendo la boca seca todo el día. Después de ingerir los alimentos que son altos en sodio, el cuerpo comenzará a sentir que sus niveles de sal y el agua no están en equilibrio. De acuerdo con Movassaghi, con el fin de que las cosas vuelvan a la normalidad, es necesario tomar más agua. El cerebro envía señales de sed para beber más agua y así volver a la normalidad, pero la verdadera causa ha sido esa ingesta de sal que hemos agregado a nuestra dieta, no la sed en si misma.

Niebla del cerebro

Si estás consumiendo demasiada sal, puedes terminar deshidratado. La deshidratación puede afectar tu capacidad de pensar con claridad y padecer lo que comúnmente se conoce como la niebla mental. Tal como se encuentra en la revista Journal of Nutrition, cuando las mujeres se encuentran levemente deshidratadas, tuvieron mucho menos rendimiento en las pruebas cognitivas que miden la concentración, la memoria, el razonamiento y el tiempo de reacción, en comparación a cuando fueron hidratados de forma adecuada.

 

Cómo corregir el exceso de sal cuestiones:

No importa cuales son los síntomas que presentas, si sabes que estás consumiendo demasiada sal, una de las mejores maneras de reducir radicalmente la cantidad de sodio es reducir el consumo de alimentos procesados y beber más agua. Esto permitirá que el cuerpo se ponga al día y volver a estar balanceado. Cuando la cantidad de sodio vuelve a la normalidad, se debe tratar de mantener el consumo de sal bajo control. Las pautas dietéticas estadounidenses recomiendan comer menos de 2.300 mg por día.

Compartir
loading...

Comentarios